Mostrando entradas con la etiqueta memoria. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta memoria. Mostrar todas las entradas

jueves, 30 de abril de 2015

Toshiba T1100, el primer ordenador portátil "LapTop"

Toshiba T1100
El 29 de abril de 2015 hizo 30 años de su lanzamiento.

Pesaba 4,1 Kg y costaba más de 4.000 $ estadounidenses. Le precedieron los portátiles Epson HX20 y el Osborne 1 (el primero en obtener un relativo éxito comercial), ambos lanzados en 1981.

Medía 30,98 centímetros por 30,48 centímetros y tenía las mismas prestaciones que los ordenadores de escritorio de la época. El monitor era LCD de 23,11 centímetros por 11,9 centímetros monocromo, con una resolución de 640×200 píxeles. La batería era de ácido de plomo y tenía ocho horas de autonomía. Llevaba el procesador Intel 80C88 de 8 MHz, 512 Kb de memoria RAM y sistema operativo MS-DOS (aún no existía Windows).

Presentó una gran innovación, los disquetes de 3,5", cuando los que se usaban en esa época eran 5,25" y se podía hibernar el ordenador.

Toshiba consiguió vender 10.000 aparatos en el primer año, principalmente en Europa, pese a su elevado precio.

Este ordenador portátil abrió el camino a los portátiles actuales.


Epson HX20
Epson HX20 es considerado el primer ordenador portátil. Fue dado a conocer por Epson en 1981.

De tamaño similar a un A4. Llevaba teclado, batería de níquel cadmio recargable, pantalla LCD de 120×32 pixeles que permitía mostrar 4 líneas de 20 caracteres, dos microprocesadores Hitachi 6301 (configurado como Maestro-Esclavo) de 0,614 MHz e impresora matricial del tamaño de una calculadora de bolsillo, 16 Kb de memoria RAM ampliables a 32Kb y llevaba como almacenamiento de datos una unidad de micro-casete. Pesaba aproximadamente 1.6 kg.


Osborne 1

Osborne 1 fue el primer ordenador portátil con éxito comercial.

Lanzado el 3 de abril de 1981 por Osborne Computer Corporation.

Funcionaba con el sistema operativo CP/M, muy popular en la época. Llevaba dos disqueteras de 5,25" que usaban disquetes de 100 Kb, procesador Zilog Z80 a 4 MHz, 60 Kb de memoria RAM, teclado separable en la tapa de la caja, monitor monocromo de 5" (13 cm) que podía mostrar 24 líneas de 52 caracteres, puerto paralelo para las impresoras, puerto serie RS-232 con una velocidad de 300 o 1.200 baudios para conectarlo a un módem.

No tenía batería, se enchufaba directamente a la red.

miércoles, 7 de agosto de 2013

SSD (dispositivos de estado sólido) almacenamiento ultrarápido


Dispositivos SSD
Una unidad SSD (solid state drive - dispositivo de estado sólido) es un dispositivo de almacenamiento masivo que utiliza memoria no volátil para almacenar la información. Para entenderlo fácilmente podemos decir que es como un disco duro pero que, en vez de guardar los datos en discos magnéticos que giran a alta velocidad, guardan la información en chips de memoria como los de los pendrive USB o tarjetas de memoria, que conservan su contenido sin recibir alimentación eléctrica.

Comparados con los discos duros los dispositivos SSD son más resistentes, ligeros, y silenciosos porque no contienen partes móviles ni motores. Además el acceso a la información que guardan es muchísimo más rápido al contar con menor tiempo de acceso y latencia (retardos en el acceso a los datos). Sin embargo los SSD son más  sensibles a campos magnéticos y descargas de electricidad estática.

Los dispositivos SSD usan la misma interfaz (forma de conexión) que los discos duros tradicionales, por lo que son totalmente intercambiables y compatibles.
En la traducción al español de SSD es común traducir la D de drive por disco, lo cual no es técnicamente correcto.

Los SSD tienen el inconveniente de ser más caros que los discos duros y ofrecer menor capacidad de modo que suelen usarse en compañía de estos para mejorar notablemente las prestaciones de los ordenadores almacenando en ellos el sistema operativo y los ficheros críticos y usando el disco duro para el almacenamiento masivo de datos y programas.

Por su ligereza, robustez, y pequeño tamaño son utlizados en algunos ordenadores ultrafinos.

Desde 2010 los discos duros se frabican utilizando memoria de tipo NAND flash que conserva los datos sin alimentación eléctica. Para algunos usos especiales que requieren aún mayor velocidad de acceso se utiliza memoria RAM alimentada de forma independiente, pero esto es la excepción.

Aunque por fuera todos los SSD parecen iguales, en su interior están las diferencias que marcan sus prestaciones y también su precio. Fundamentalmente existen tres tipos de dispositivos: 
  1. SLC (Single Level Cell) que guardan un bit en cada celda de memoria. Tienen menor pérdida de rendimiento pero son más caros de fabricar. Son los más rápidos.
  2. MLC (Multi Level Cell) que guardan hasta cuatro bits por celda de memoria. Son los más comunes. Su coste de fabricación es más reducido. Tienen una velocidad media.
  3. TLC (Tripe Level Cell) que guardan hasta ocho bits por celda de memoria. Son los más baratos pero también los más lentos y los que pueden tener más fallos.
 Un inconveniente del uso de los SSD como almacenamiento masivo de datos es que los sistemas de ficheros (FAT, FAT32, NTFS, exFAT, HFS, etc.) se idearon para optimizar el trabajo con discos duros, que tienen una forma muy distinta de acceder a la información. Estos sitemas de archivos no son eficaces para ordenar los archivos dentro del SSD lo que provoca una pérdida de rendimiento que aumenta a medida que se usa. Para recuperar el rendimiento hay que formatear la unidad SSD lo que no resulta práctico para el trabajo diario. Por eso los distintos sistemas operativos usan diferentes sistemas de archivos y tecnologías para trabajar con unidades SSD.

Algunos SSD llevan una tecnología llamada GC (garbage collector - recogedor de basura) que permiten programar o forzar manualmente limpiezas de la unidad, consistentes en el borrado de los bloques que ya no se usan.

Para aunar la velocidad de los SSD con la capacidad de los discos duros, existen dispositivos híbridos que usan un pequeño disco SSD para hacer de caché del disco duro con lo que se consigue aumentar el rendimiento del disco duro.

domingo, 17 de junio de 2012

La memoria del ordenador: RAM, ROM, CMOS...

Memoria RAM
En un ordenador, en cualquiera de sus versiones, sobremesa, portátil, tableta, smartphone, etc., existe siempre la necesidad de manejar algún tipo de información y esa información debe guardarse en algún sitio. Ese sito es la memoria de la que existen varios tipos con distintas funciones. Veamos los principales:

- Memoria RAM
La memoria RAM es la memoria de trabajo del ordenador, en ella se cargan los programas y sus datos para poder ser tratados por el procesador. Esta es la memoria a la que se refieren cuando nos dicen que un ordenador tiene tantos Megas o Gigas de memoria. Se la conoce también como memoria del sistema o memoria principal.
La palabra RAM viene de las siglas de Random Access Memory (memoria de acceso aleatorio). Se llama de acceso aleatorio porque se puede escribir y leer en cualquier parte de ella, con un tiempo de respuesta igual con independencia de la parte a la que se acceda, y no es necesario acceder a su contenido siguiendo ningún orden concreto.
Esta memoria tiene la particularidad de que su contenido se borra cuando se apaga el ordenador y, por tanto, si no se guarda en algún otro tipo de memoria se pierde.
Actualmente la memoria de los ordenadores es cada vez mayor y se mide por gigas (GB, gigabytes), pero otros dispositivos cuentan con menos cantidad de memoria, del orden de megas (MB, megabytes) o, incluso, kas (KB, kylobites).
La cantidad máxima de memoria que puede usar un ordenador viene determinada por su procesador, por el chipset (placa base) y por el sistema operativo.
Hasta 3 GB de memoria, aproximadamente, se pueden manejar con un procesador de 32 bits, los procesadores de 64 bits pueden acceder a muchísima más cantidad de memoria siempre que ejecuten un sistema operativo también de 64 bits, si el sistema operativo es de 32 bits por más capacidad que posea el procesador no se podrá acceder más que a los, aproximadamente, primeros 3GB.
La memoria de las tarjetas gráficas también es de tipo RAM y puede ser independiente de la memoria del sistema o compartida con ella (se reserva parte de la memoria del sistema para el uso exclusivo de la tarjeta gráfica), siendo preferible la memoria independiente.

- Disco duro
El disco duro pertenece a un tipo de memoria conocido genéricamente como memoria de masa o almacenamiento masivo. Esto es así porque tienen gran capacidad. Los medios de almacenamiento masivo no pierden su información cuando se apaga el ordenador, por lo que resultan ideales para guardar la información (datos y programas).
La información que guardan debe pasar a la memoria RAM para ser tratada y si se modifica y no se guarda de vuelta en el disco se pierde la modificación.
Actualmente existen dos tecnologías de disco duro, los magnéticos y los de estado sólido. Ambos cumplen con la misma misión si bien guardando los datos de forma distinta, pero de cara al usuario resulta transparente la forma en que lo hacen.
La capacidad de los discos duros se ha ido incrementando con el paso del tiempo y ahora se mide en gigas (GB, gigabytes) y teras (TB, terabytes).
Entre los medios de almacenamiento masivo también podemos encuadrar a los pendrives y tarjetas de memoria, pues su función, salvando las distancias, es comparable a la de los discos duros.

- ROM
ROM son las siglas de Read Only Memory (memoria de solo lectura). Es un tipo de memoria en la que, una vez escrito su contenido, ya no puede alterarse tan solo puede ser leído.
Encontramos este tipo de memoria en los CD, DVD y Blu-Ray, y  también en unas memorias especiales que contienen los dispositivos donde se guarda el firmware, que son los programas básicos indispensables para el funcionamiento del dispositivo y que por tanto no deben ser modificados y deben estar siempre disponibles.
El contenido de esta memoria, una vez escrito, se conserva aunque el dispositivo esté apagado, tal como podemos comprobar con los CD de música o los videos en DVD.
No obstante muchos dispositivos actuales permiten la modificación del firmware para corregir posibles errores o implementar nuevas prestaciones. En estos casos la memoria donde se guardan estos datos es un tipo especial de ROM que se puede reescribir, bajo determinadas circunstancias, un número determinado de veces. Esta operación entraña sus riesgos pues de fallar podría dejar el dispositivo completamente inutilizable. A estos tipos de memoria ROM modificable se les llama EPROM y Flash EEPROM.

- CMOS
Este tipo de memoria recibe su nombre de las siglas Complementary Metal Oxide Semiconductor (semiconductor de óxido metálico complementario) y se refiere a la tecnología de construcción de los componentes electrónicos.
En el caso que nos ocupa es algo así como una memoria RAM que contiene los parámetros de funcionamiento básicos del ordenador, como la fecha y hora, dispositivo de arranque del sistema, etc. Como es una memoria de tipo RAM y su contenido se perdería al apagar el ordenador, se alimenta de energía mediante una pila de modo que conserva su contenido incluso con el ordenador apagado.

- Caché
Es un tipo de memoria RAM ultrarrápida (y muy cara en comparación con la RAM normal) que se usa como memoria intermedia entre el procesador y la memoria RAM del sistema, copiando en ella los datos que se están trabajando para acceder a ellos muchísimo más rápido y así obtener un mejor rendimiento del procesador al tenerlo esperando datos el mínimo tiempo posible.
Para aumentar aún más el rendimiento esta memoria se encuentra integrada dentro del chip de la CPU y su tamaño va desde varios Kas hasta algunos megas.